Tortilla dulce


Muchas veces nos rompemos la cabeza con los desayunos y siempre acabamos cayendo en la rutina, por falta de tiempo, por pereza o simplemente por no tener inspiración para preparar cosas diferentes.

Hoy os voy a sorprender con esta tortilla dulce. Si no me equivoco, esta va a ser, por ahora, la receta más simple que haya compartido con vosotros.


Para realizar este desayuno solo necesitamos tres ingredientes y estoy segura de que cualquiera los tiene de forma habitual en su cocina, y si no es así, deberíais tenerlos. Acabemos con la intriga, ¡vamos a lo que interesa!

Ingredientes:
  • 1 Huevo grande
  • Canela en polvo
  • Miel
Como bien os decía, el proceso es muy sencillo  y variarán un poco las cantidades en función de lo golosos que seáis.

En primer lugar, batimos el huevo y le añadimos canela al gusto.
Hacemos la tortilla a la sartén, dándole la forma de la típica tortilla francesa.
Retiramos la tortilla en un plato y en la misma sartén y aprovechando su calor, ponemos una cucharadita pequeña de miel para que se derrita.
Una vez que esté fluida (no tardará mucho), vertemos la miel sobre nuestra tortilla.

¿A qué es sencillo?
No tenéis excusa para preparar este desayuno por la mañana porque es rapidísimo



A pesar de ser un desayuno dulce, lo considero dentro de los platos saludables ya que estamos ingiriendo proteína por la mañana y para endulzar utilizamos la miel como endulzante natural. 
A mi, personalmente, la miel no me apasiona por su textura particular y porque me empalago fácilmente, pero junto con la tortilla y añadiendo poca miel (en mi caso) me parece muy buena idea para cuando tengo el mono de alimento dulce en el cuerpo. 
Por último, la canela también es muy buena y le da un sabor muy bueno a la tortilla.

¿Os apetece empezar el día con una tortilla dulce?




Si realizas alguna de mis recetas, no dudes en compartirla en tus redes sociales usando #HazelCookbookRecetas o envíame tu foto directamente.



Comentarios